viernes, 15 de enero de 2016

Mi experiencia con las zapatillas Under Armour Speedform Gemini. Una grata sorpresa

Las zapatilla Under Armour Speedform Gemini han resultado ser muy especiales para mi. Toda una grata sorpresa. Si hay 2 palabras que definen a esta gran zapatilla son confort y amortiguación.

Decir que es una zapatilla bastante diferente a las anteriores que he tenido (nike vomero, asics nimbus, mizuno wave rider, saucony triumph, brooks glycerin....). Yo ya les tengo hechas mas de 400 kms y están como el primer día.

Destaca por su pisada neutra, perfecta para todo tipo de terrenos y ritmos (se defiende peor en terrenos húmedos). Es una zapatilla muy apta para corredores con un peso entre 60-80 kgs (yo peso 75 kg y mido 1,80 m).

Si tiene un defecto es que no podréis utilizar plantillas correctoras; no tiene plantilla como tal para poder cambiar por la vuestra, lo que haría que al añadirla el pie se os quede demasiado elevado. Tiene una plantilla interior, que no se ve, muy fina y es que la marca lleva ya varios modelos intentando simular la fisionomía del pie, como si de una prolongación del mismo se tratara (está muy conseguida a mi modo de ver).

Su forma semicurva es clave en el comportamiento de la zapatilla al impulsar contra el suelo ayudando que corramos más de metatarso (con la parte media y delantera del pie), no tanto de talón (problema del que suelo adolecer), esto nos ayudará en nuestro afán de correr mejor técnicamente y un pelín más rápido, minimizando el contacto del talón con el suelo. Realmente funciona en este aspecto

Se ajusta como un guante resultando ser una zapatilla extremadamente cómoda. Puedes sentir el upper pegado al empeine y tobillo como si de un calcetín, transmitiendo unas sensaciones muy agradable mientras corremos.

Su upper no tiene costuras (gran ventaja para evitar rozaduras), con una malla bicapa muy fina (solo apreciamos la externa muy abierta aunque la interna es más tupida) que la convierten en una zapatilla muy bien ventilada, ideales para rodar en climas calurosos (no se nos cocerá el pie).

La malla elástica que rodea el tobillo está muy poco almohadillada (diferente a lo que estamos acostumbradas) pero se adapta a la perfección al contorno, gracias a unas bandas de silicona que  refuerzan el agarre y hace que el pie esté perfectamente sujeto en todo momento.

Para finalizar, su amortiguación dinámica y eficiente, varía dependiendo de tu velocidad (más firmeza a mayor velocidad). Esto es gracias a la tecnología Charged Cushioning, material compuesto por cuatro polímeros diferentes que responde ante nuestras necesidades según nuestro ritmo, una tecnología inteligente, realmente innovadora.

CONCLUSIÓN


Zapatilla neutras con muy buena amortiguación, sumamente cómodas, aptas para cualquier tipo de ritmos, para corredores entre 60-80 kg y buena durabilidad. Muy recomendables para entrenar y competir. Yo las uso para Media Maratón y Maraton.