sábado, 3 de agosto de 2013

Incorporando las cuestas a mis entrenamientos. Todo un reto

"El entrenamiento específico con cuestas es una parte básica y fundamental del entrenamiento para aquellos corredores que entrenan regularmente y con la ambición de mejorar sus marcas. Pero también es muy importante para correr mejor y con más facilidad" (Runner´s World). Esto es algo que leído en multitud de ocasiones y que apenas he puesto en marcha en mi corta vida como atleta popular, es más, cuando lo incorporé por primera vez a mis entrenamientos, caí lesionado con el cuadro del piramidal que tanto tiempo me ha tenido parado.

"Las cuestas se engloban dentro de los entrenamientos fraccionados. Dependiendo de la longitud de las mismas se trabaja más la potencia aeróbica o la potencia anaeróbica, además de la resistencia y de la potencia muscular. A priori se puede decir que es el entrenamiento más completo y necesario para cualquier corredor de fondo en el primer tercio de su programación" (Runner´s World). Como creo que hay bastante de acierto en estas afirmaciones, hoy he realizado un entrenamiento orientado en exclusividad a realizar cuestas, buscando mejorar mi potencia aerobica y mi resistencia. Las sensaciones han sido gratas, romper con la dinámica de mi trote "cochinero", me resulta atractivo y novedoso.


"Las cuestas no deben realizarse sólo como entrenamiento específico, sino que son muy importantes en los rodajes. Si se aprovechan los rodajes diarios para hacerlos en recorridos con cuestas, a la vez que mejoráis la resistencia orgánica también lo hacéis con la muscular y estimuláis un mayor número de músculos. Desde luego, es menos atractivo y más duro que rodar en lugares muy llanos. Las sensaciones son peores y es más difícil controlar los ritmos, pero a la larga es mucho más beneficioso" (Runner´s World). En mis recorridos habituales siempre hay cuestas, pero no han debido ser las suficientes porque cuando compito y en el recorrido topo con cuestas, sufro muchisimo y me ocasiona un gran desgaste físico. Espero que incorporando un día de cuestas a la semana, mejore físicamente y afronte las cuestas en competición, con mas confianza y siendo menos "reservón"

"Cuando se realizan todos los rodajes en recorridos de cuestas y además se trabaja uno o dos días con entrenamientos específicos de cuestas notaréis las piernas como más hinchadas y perderéis sensaciones de velocidad, pero no os preocupéis, porque es normal. Lo que tenéis que hacer es ir más despacio"(Runner´s World). De momento no tengo esa sensación de piernas hinchadas y creo que la sensación de velocidad perdida haciendo cuesta, es lógico. ¡Ojala tuviese la resistencia que me permitiera subir cuesta y encima tener sensación de velocidad!

martes, 30 de julio de 2013

Correr o andar por la calle tiene sus normas. Cuida tus modales. Respeta a los demás.

Muchos son los pequeños detalles que nos encontramos por la calle mientras practicamos nuestro deporte diario, el correr. Ayer presencié como una mujer de mediana edad, se hacia la dueña de la calle como si la acera fuera de su propiedad.

No es excepcional dar con este tipo de personas, que tienen por costumbre no respetar a los viandantes vs corredores, tratando de imponer su ley y buscando confrontación con todo aquel que osa cruzarse en su camino.

Concretamente lo que sucedió fue que esta persona "amiga del corredor", obstaculizó de forma voluntaria a una corredora que circulaba por su derecha, haciendo chocar su codo y hombro con el cuerpo de la infortunada atleta, logrando su objetivo que no fue otro que desequilibrarla, para posteriormente increparla por correr por la acera.

La atleta no pudo contenerse y entró en el juego de descalificaciones, aunque manteniendo siempre un tono menos grotesco que nuestra "amiga provocadora". Rápidamente se sumaron otros corredores a solidarizarse con la atleta y a mostrar sus discrepancias con la "supuesta agresora". Esta defendía a capa y espada que la circulación por la acera carece de normas y por ello no tenia porque circular por su derecha.

Muy señora mía, andar o correr por la calle si tiene sus normas. Aconsejarle para futuras ocasiones cuidar sus modales y mostrar mas respeto a los demás.

Recordemos las principales normas, o consejos a seguir como viandantes o corredores:

1.- Siempre debemos caminar/correr por la derecha y lo más pegados a la pared posible.

2.- Si enfrente viene una persona mayor o alguien cargado, debemos cederle nuestra derecha y desplazarnos a nuestra izquierda.

3.- Como excepción diremos, que si no hay aceras (por ser un descampado, vivir en un pueblo o urbanización sin aceras, etc.) entonces debemos caminar por nuestra izquierda, viendo venir los coches u otros vehículos de frente.

4.- Si viene alguien de frente hacia nosotros, debemos mantener nuestro sitio, la derecha y esa persona deberá tomar nuestra izquierda, es decir, su derecha (lado exterior de la acera). Regla que esta mujer desconocía por completo, según el comportamiento observado

5.- Si nos encontramos con amigos o familiares no debemos pararnos y ocupar toda la acera. Trataremos de retirarnos a un sitio más apartado donde no estorbemos al resto de viandantes/corredores.

6.- Al correr, debemos evitar dar un empujón e incluso tirar a alguna persona al suelo.

7.- Al tropezar con alguien, lo primero que debemos pedir son disculpas por ello.

8.- Cuando vamos andando/corriendo, debemos comportarnos de forma correcta y no hacer cosas tales como: dar patadas a las papeleras o señales, escupir en el suelo, dar voces, tirar papeles u otros objetos al suelo, insultar o meterse con la gente, etc. Hay que evitar estos comportamientos tan poco educados.

En resumen: Debemos respetar a las personas y a las cosas. Hay que tener un comportamiento digno de una persona bien educada y civilizada.