sábado, 3 de agosto de 2013

Incorporando las cuestas a mis entrenamientos. Todo un reto

"El entrenamiento específico con cuestas es una parte básica y fundamental del entrenamiento para aquellos corredores que entrenan regularmente y con la ambición de mejorar sus marcas. Pero también es muy importante para correr mejor y con más facilidad" (Runner´s World). Esto es algo que leído en multitud de ocasiones y que apenas he puesto en marcha en mi corta vida como atleta popular, es más, cuando lo incorporé por primera vez a mis entrenamientos, caí lesionado con el cuadro del piramidal que tanto tiempo me ha tenido parado.

"Las cuestas se engloban dentro de los entrenamientos fraccionados. Dependiendo de la longitud de las mismas se trabaja más la potencia aeróbica o la potencia anaeróbica, además de la resistencia y de la potencia muscular. A priori se puede decir que es el entrenamiento más completo y necesario para cualquier corredor de fondo en el primer tercio de su programación" (Runner´s World). Como creo que hay bastante de acierto en estas afirmaciones, hoy he realizado un entrenamiento orientado en exclusividad a realizar cuestas, buscando mejorar mi potencia aerobica y mi resistencia. Las sensaciones han sido gratas, romper con la dinámica de mi trote "cochinero", me resulta atractivo y novedoso.


"Las cuestas no deben realizarse sólo como entrenamiento específico, sino que son muy importantes en los rodajes. Si se aprovechan los rodajes diarios para hacerlos en recorridos con cuestas, a la vez que mejoráis la resistencia orgánica también lo hacéis con la muscular y estimuláis un mayor número de músculos. Desde luego, es menos atractivo y más duro que rodar en lugares muy llanos. Las sensaciones son peores y es más difícil controlar los ritmos, pero a la larga es mucho más beneficioso" (Runner´s World). En mis recorridos habituales siempre hay cuestas, pero no han debido ser las suficientes porque cuando compito y en el recorrido topo con cuestas, sufro muchisimo y me ocasiona un gran desgaste físico. Espero que incorporando un día de cuestas a la semana, mejore físicamente y afronte las cuestas en competición, con mas confianza y siendo menos "reservón"

"Cuando se realizan todos los rodajes en recorridos de cuestas y además se trabaja uno o dos días con entrenamientos específicos de cuestas notaréis las piernas como más hinchadas y perderéis sensaciones de velocidad, pero no os preocupéis, porque es normal. Lo que tenéis que hacer es ir más despacio"(Runner´s World). De momento no tengo esa sensación de piernas hinchadas y creo que la sensación de velocidad perdida haciendo cuesta, es lógico. ¡Ojala tuviese la resistencia que me permitiera subir cuesta y encima tener sensación de velocidad!

2 comentarios:

  1. Poco a poco, poco a poco
    Es como todo, al principio parecen innacesibles, pero si hasta un Novatillo como yo ha podido con ellas, tú podras. :)
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. A mí me encantas las series en cuesta de 500 metros. Pero como bien dicen los Runner's World, meter cuestas en los entrenamientos tempo y las tiradas largas es un acierto inmenso, lo hice en el mini plan de 6 semanas para la maratón de Madrid, y creo que fue lo que marcó la diferencia.

    ResponderEliminar