jueves, 1 de febrero de 2018

Media Maraton de Sevilla 2018

Realizado el test para saber el estado de forma del cara al Maraton de Sevilla 2018. 

Tocaba correr por tercera vez en tres años la Media Maratón de Sevilla en su edición del 2018. A pesar de haber entrenado bien, sin contratiempos, de haber mejorados recientemente mis MMP en 5 kms, 10 kms y Maratón, no tenia yo las mejores sensaciones, ya que llevaba dos días medio acatarrado, pero sin tener síntomas claros de gripe. A eso cabria añadir cierto cansancio acumulado, que me impedía terminar los entrenamientos con alegría y buenas sensaciones. Fue algo que comenté con Toni Peña (Bikilo-running), mi entrenador, pero dimos por hecho que se debía a la carga de kilómetros, muchos de ellos de intensidad. Los últimos entrenamientos se habían suavizado para llegar mas fresco a esta cita.


Dia de la carrera


Llegamos con tiempo al Estadio de la Cartuja, Rafa Estepa y yo. Esta vez el desplazamiento lo hicimos en moto, algo que agilizó y mucho nuestro viaje al Estadio Olimpico. Comenzamos los preparativos de la carrera, nos equipamos adecuadamente, metimos los chandal en las bolsas y las dejamos en el guardarropas que estaba perfectamente organizado.

Nos dio el tiempo justo de calentar camino a la salida. Entramos en nuestro cajón 2 y solo hubo que esperar 2 min para que se diera la salida.

Tenia clara cual seria mi estrategia de carrera, correr a ritmo de 4:25 y ver si en el km 15 tenia fuerza, para tratar de cambiar de ritmo y correr algo mas rápido (4:20). Mi objetivo real era mejorar mi marca del año pasado en esta misma prueba de 1:35:07.

Km 1-10 .

Nada mas darse la salida, Rafa y yo, tratamos de hacernos hueco para poder correr al ritmo objetivo. Esto supuso ir esquivando a multitud de corredores, situados en nuestro cajón, que eran de inicio mucho mas lento que nosotros. Importante desgaste psicológico por tener que ir acelerando y frenando de forma constante y esto fue así hasta llegar aproximadamente al km 2, con unos ritmo de 4:32 y 4:31. En este punto kilométrico, ya soy consciente de haber perdido por detrás a Rafa, que los días previos a la carrera, había pasado un proceso gripal y esto le resto posibilidades de hacer la carrera planteada.

Fiel a mi idea, marque desde el km 3 mi ritmo de 4:25, tratando de evitar nuevos cambios de ritmo. Algo que me hizo pensar, fue lo rápido que subí de frecuencia cardiaca (FC), pero posteriormente se estableció en un valor de 165 ppm.

En el kilometro 5 esta situado el primer avituallamiento. Rápidamente comienzan a cruzarse corredores en busca del agua. Yo no tengo sed y pienso en aguantar un poco y coger una botella al final del mismo. Mi sorpresa fue que los avituallamientos son mas corto de lo que recordaba y me quedo sin agua. Tampoco me supuso un gran contratiempo, ya que empezaba a estar cómodo a mi ritmo de 4:25 y me había hidrato bien antes de la salida. Prosigo a ritmo y continuo adelantando atletas.


En el km 8 hago uso de mi primer gel, al que acompaño con agua. Las fuerzas están intactas pero mentalmente no voy tan cómodo. Trato de buscar un grupo de atletas que lleve un ritmo semejante el mío, pero no termino de dar con el mismo. Así llego a mitad de carrera, testandome continuamente, desconfiado, pero sin señales clara de desfallecimiento, salvo una FC que mantengo fija en 165 ppm.


Km 10-20. 


Me marco llegar al km 15 manteniendo ritmo y tratar de acelerar, siempre que me vea con fuerzas, a partir del km 16. Comienzo a estar algo mas relajado mentalmente. Se me hace mas bonito esta parte del recorrido. Tengo una parestesia (hormigueo) en la zona del peroneo en la pierna izquierdo. Es algo que ya me pasó en la Maratón Rock N Roll de Madrid y se lo vuelvo achacar al uso de las pantorrilleras. No me imposibilita correr pero si me provoca que mi pie haga como de péndulo, lo que supone un alto riesgo de tropezar y caer. Esta parestesia me acompañaría a lo largo de 3 km y desaparecía por completo.

Llego al km 16 y trato de cambiar mi ritmo pero al acelerar este, me percato que voy mas justo de fuerzas de lo que pensaba y con unas molestias gástricas que comenzaron con la ingesta del gel en el km 8, yendo poco a poco a mas y ahora se hacen realmente incomodas.Ante este panorama decido mantener mi ritmo y no arriesgar. 

Al paso por el Parque de Maria Luisa, tengo la oportunidad de ver en dos puntos del mismo a mi mujer (Lola) y a mi hija Rocio. Trato de hacerles ver que voy bien y que llegaré a meta según lo calculado. Recibo también muchos otros animos del publico que en este punto de carrera es multitudinario. Trato de buscar pensamientos positivos y me ilusiono pensando que ahora viene la parte mas bonita del recorrido y que esta me lo conozco a la perfección. Esto me debe permitir administrar mis fuerzas y hago un calculo de tiempos, viendo que todavía estoy en ritmos que me pueden permitir bajar la marca del pasado año. Me olvido un poco de mi garmin y a partir del km 17 decido correr por sensaciones. Comienzo a ser adelantado por algún corredor, algo que me hace dudar de si realmente he podido mantener ritmo o me he venido a bajo, pero sigo sin mirar mi reloj.

Llegando a La Cartuja, veo corredores conocidos porque son de Badajoz. Doy alcance alguno de ellos y le invito a seguirme. Parece que las molestias gástricas me dan un respiro y decido incrementar un poco el ritmo, pero quiero llegar aun con fuerzas al Estadio Olímpico. Una vez en la pista del estadio, acelero buscando mas mantener mi posición que por adelantar corredores, pero me veo bien y termino esprintando, realizando los últimos 500 m a un ritmo de 3:08.

Al cruzar la meta, paro mi crono y veo en el garmi un tiempo de 1:35:16, lo que supone no alcanzar mi objetivo de mejorar mi marca del año pasado, ya que este registro es 9 segundos mas lento. Esto me genera una sensación agridulce. Ha sido una buena carrera, pero pensaba que bajaría este registro y estaría en tiempos de 1:32:00-1:34:00. 

Tras recoger mi medalla, veo que muscularmente estoy sin problema, pero tengo muchos dolores gástricos, terminando el cuadro finalmente en una gastroenteritis. 

lunes, 1 de enero de 2018

Resumen de mis competiciones en el 2017

Aqui os dejo un resumen con mis competidores realizadas en el 2017, donde figura año de competición, evento, fecha de la prueba, marca y ritmo medio.

2017Media Maratón Tina Ramos15/01/20171:38:294:39
2017Media Maraton de Sevilla29/01/20171:35:054:27
2017Zurich Maraton Sevilla19/02/20173:25:244:48
2017X Media Maraton Merida05/03/20171:40:314:47
2017Media Maraton de Caceres02/04/20171:37:324:37
2017Cross Semana Santa. La Roca de la Sierra. 12 km15/04/20170:56:254:43
201740 Maratón Madrid Rock N Roll23/04/20173:43:135:17
2017Media Maraton de San Isidro. Puebla de la Calzada07/05/20171:38:484:42
2017I Cross de la Batalla de la Albuera. 12 km21/05/20170:55:244:36
2017V Carrera Solidaria Nocturna. Talavera la Real. 5.000 m27/05/20170:20:314:07
2017Carrera Nocturna AOEX. Las Vaguadas. 5.000 m.10/06/20170:21:224:15
2017III edición del Running Night en Los Toruños (9.000 m)08/07/20170:39:204:23
2017XII Edición de la Carrera Popular de Valdebotoa. 10.000 m03/09/20170:44:134:25
2017TCS Amsterdam Marathon15/10/20173:22:504:48
2017Carrera Contra el Cancer. 10.000 m05/11/20170:44:004:24
2017Guadiatón. 10.000 m23/12/20170:43:074:19
2017San Silvestre Pacense. 10.000 m en Parquedel Guadiana31/12/20170:42:494:16

domingo, 31 de diciembre de 2017

San Silvestre Pacense 2017. Una magnifica forma de cerrar el año 2017.

Acaba 2017 y dejo atrás muchos kilómetros hechos y muchos sueños que se pudieron hacer realizad. Deportivamente hablando, el 2017 ha sido mi mejor año, logrando MMP en Media Maratón de Sevilla, Maratón de Amsterdam y en los 10.000 m del Guadiatón.

Para finalizar bien el año, lo hemos hecho muchos pacenses, disfrutando de nuestra San Silvestre (no exenta de polémicas que no vienen al caso recordar). En mi caso, corrí la distancia de 10.000 m, y ya os adelanto que logrando mi MMP. ¡¡Que mejor forma de cerrar el año!!

Cronica de mi carrera


Me levante está mañana con dolores importantes a nivel de mi psoas izquierdo, mi talón de Aquiles, lo que me obligó a ingerir un ibuprofeno para poder correr sin molestias (seguro que mas de uno no lo ve correcto, pero...). Tras desayunar y ponerme la ropa de competir, me dirigí a la linea de salida caminando y así combatir los nervios que comenzaban aflorar.

Una vez en el Parque del Guadiana, lugar donde tendría lugar la prueba, saludé a compañeros y amigos y me dispuse a calentar con Javier Garcia Ramos y Diego Becerra, dos auténticas liebres. Intercambiamos impresiones e hicimos referencia al aire de frente, que tendríamos que afrontar durante la primera mitad de la carrera.

La salida se dio casi con 25 minutos de retraso, debido a la atención que precisó una mujer por sufrir una crisis comicial (espero y deseo que esté totalmente recuperada de dicho suceso), algo que propició que saliera algo frío. Me había situado delante para no ser frenado en los primeros kilómetros. Trato de no acelerarme en demasía y miro constantemente a mi Garmin para ver que llevo mi ritmo objetivo de 4:20 min/km. Paso por el km 1 a 4:16 y el km 2 a 4:12. Aquí comienzan a formarse los grupos de carrera. Yo logro situarme tras dos corredores, uno de ellos conocido por compartir con él entrenamientos a través de Strava, Kike Del Solar, que fue mi liebre durante el resto de carrera. Muchísimas gracias por tu inconmensurable trabajo Kike y el de tu compañero.

A partir del kilometro 3, el viento comenzó a dar de cara, siendo desagradable en algunos tramos de carrera, aunque yo a penas lo percibí al ir guarecido tras Kike. El paso por este kilometro fue a ritmo de 4:17 min/km. Como me pasa en las pruebas que se va a ritmo tan vivo, al menos para mi, tengo mis dudas de poder aguantar hasta el final de carrera, pero tengo muy claro que si quiero mejorar mi MMP, debo seguir a Kike y su compañero, porque llevan un ritmo constante, que de mantenerlo, supondría bajar de 43 min, así que a por ello.

Salimos del Parque del Guadiana, dirección al Azud. En este tramo se nota la ausencia de publico. Mantenemos el ritmo y mis sensaciones mejoran, pero soy consciente que no debo de arriesgar. Pasamos el kilometro 4 en 4:18. Poco a poco vamos dando alcance a algún corredor y veo próximo a corredores a los que considero "maquinas", que suelen llevar ritmos para mi inabordables. Llegamos a mitad de carrera, km 5 y se mantiene sin variaciones nuestro ritmo, 4:19.

Estamos proximo al giro de 180º que tiene la carrera, para regresar por la misma carretera y que nos llevara de vuelta al Parque del Guadiana, donde está situada la meta. Desde ese punto, el viento pasará a ser de espalda y tengo la esperanza que sirva para empujarnos para lograr mi objetivo. Antes completamos el km 6 en 4:21.

Sigo situado tras mi dos compañeros, quiero darles algún relevo, pero dudo de poder mantener el ritmo. Mis pulsaciones andan ya bastante disparadas y es un serio aviso de que mis fuerzas van ya bastante justas, aun así aguanto tras mis "liebres", pasando el km 7  a 4:18 y el km 8 a 4:16.

Faltan dos kilómetros para finalizar la prueba y aunque voy realmente cansado, decido vaciarme por completo y me sitúo por delante de mis compañeros, tratando de avivar un poco al ritmo, pero las fuerzas no me acompañan y mi andadura al frente del terceto duraría escasamente 800 m. Pasamos el km 9 en 4:20.

Quedan solamente 1000 m para terminar. Quiero no alejarme de Kike, pero llevo las piernas completamente cargadas y pesadas. Comienzan a superarme algún corredor que otro, no hago ni el amago de seguirles. Trato de administrar las escasas energías que tengo para llegar a meta, sin sufrir desfallecimiento. Restando 200 m, me esperan mi familia. Recibo sus ánimos que sirven para empujarme para avivar mi ritmo. Mi hija Rocío hace el amago de acompañarme en los metros finales, pero le indico que el reglamento de carrera no lo permite, porque la pueden pisar o tropezar con otros corredores. Aprieto los dientes y finalmente cruzo la meta con un tiempo de 42:51 (tiempo oficial de 42:49, puesto 70 de la clasificación general), consiguiendo alcanzar el objetivo de bajar de los 43 min.

Nada mas cruzar el arco de meta, me dirigo a Kike y les doy las gracias por su ayuda.

Particularmente, el nuevo recorrido de la San Silvestre pierde el encanto de pasar por la zona monumental de Badajoz, con su emblemática Plaza Alta. Quizás este recorrido sea menos vistoso. Esta edición gana al poder diferenciar la parte competitiva (10.000 m), de la no competitiva (5K y caminata). El Parque del
Guadiana es también una zona cargada de simbolismo y con mucho atractivo para ser escenario de la San Silvestre. Por poner un pero, quizás pierda algo de vistosidad la zona que transita por la carretera del Azud. Es solo mi humilde opinión y espero no molestar a nadie con ella.

Dar las gracias a la organización del evento, que con su trabajo, nos permite a los pacenses seguir disfrutando de nuestra San Silvestre.

Agradecer también que hayáis estado aquí este año leyendo y compartiendo conmigo contenidos, entrenos y retos deportivos.

Espero que este 2018 llegue cargado de nuevos objetivos cumplidos y desafíos que superar.

Desearos un muy feliz 2018!!!!. Besos y abrazos para tod@s.

sábado, 23 de diciembre de 2017

Cronica de mi carrera en el 10.000 m del Guadiaton 2017, alcanzado mi MMP en la distancia.

Hoy volvia a correr en una de mis pruebas favoritas, el Guadiatón, un 10.00 m en la población de Guadiana, muy cerquita de casa.

Tras pasar una semana difícil por culpa de un resfriado y sufrir una tos pertinaz esta noche, finalmente pude correr y sin acusar cansancio por este pequeño problema de salud.

Mi objetivo inicial era mejorar mi marca del año pasado aqui, hice 44:34, lejos de mi mejor marca en 10 km de 43:11 lograda en esta misma prueba en el ya lejano año del 2012. No parecía difícil desquitarme del mal sabor de boca que me dejó la edición pasada, en la que las piernas no iban y sufrí mucho mas de lo pensado.

Llegué con tiempo suficiente para poder recoger el dorsal, charlar con amigos y compañeros del club, calentar, ponerme mis artilugios para correr, mi música y situarme en la zona de salida.

Tras darse la señal de salida, me pongo a mi ritmo objetivo de 4:20. Siempre el primer kilometro discurre mas rápido de lo previsto y lo hago a 4:11. Busco hueco para pasar entre los corredores mas lentos que se han situado por delante en la salida, en esto que paso el km 2 a 4:12. Comienza abrirse huecos y a formarse grupos en carrera, pero no encuentro uno que lleve un ritmo semejante al que yo quiero llevar y así llegamos al km 3, siendo este algo mas lento a 4:21. Mis sensaciones son buenas y parece que voy a poder correr a ritmo de 4:20 durante la prueba si logro administrar mis fuerzas como es debido.

Me alcanzan dos corredores del Club Atletismo Badajoz (CAB) y dos corredores que parecen amigos, uno de ellos del Club Maraton Badajoz (CMB). Me uno a ellos y trato de protegerme del viento que comienza a ser algo mas fuerte. Así transcurren tres kilometros a ritmo de 4:17, 4:22 y 4:23. En algunos momentos comienzo a sufrir y me planteo bajar el ritmo para ir mas cómodo, pero decido sufrir y ver hasta donde puedo llegar a este ritmo. Al paso por el kilometro 7, los dos corredores del CAB se marchan por delante, y del terceto restante es comandado por el corredor del CMB, que parece sobrado y hace de "liebre" de su amigo. Este va mas justo de esfuerzas, al igual que yo, y ambos hacemos auténticos esfuerzos por mantener el ritmo que marca su compañero, pero a base de tesón, suplimos nuestra ausencia de fuerza.

Encaramos el tramo final, ligera bajada que permite avivar el ritmo, pasando por el km 8 en 4:17. Una vez en el pueblo, restan poco mas de 2 kilometros, pero que se hacen duros, las piernas ya están muy pesadas y el kilometro 9 parece picar ligeramente hacia arriba, lo suficiente como para hacerse notar. Trato de dosificar mis fuerzas, olvidándome ya de seguir a nadie, se me alejan unos metros mis compañeros y paso el km a ritmo de 4:30, siendo el mas lento.

Faltando un kilometro para meta, me supera un atleta conocido, Pablo Salamanca, que me anima a seguirle. Inicialmente hago el amago de ponerme a su ritmo, pero veo que va mas fuerte de lo que yo puedo correr. Se me escapa unos 50 metros pero después la distancia se mantiene. Faltando 500 m para concluir la prueba, saco fuerzas de flaqueza, y apretando los dientes aumento el ritmo, esto me permite alcanzar a mis compañeros de fatiga y a Pablo. Entramos todos en grupo en meta, sin haber distancias entre nosotros. Mi tiempo oficial es de 43:06, mejorando mi MMP en 10.000 m, corriendo a un ritmo medio de 4:19 y llegando en la posición 115. Me quedo con la miel en los labios por haber estado muy cerca de bajar de los 43 min, pero no haberlo conseguido.

Sumamente satisfecho. Me encontré con una MMP, sin hacer una preparación especifica, ya que estoy inmerso en los entrenamientos del Maraton de Sevilla 2018. Dar las gracias a mi preparador, Toni Peña, de Bikilo Running por su trabajo conmigo y sus animos incesantes.

Os dejo este enlace con la clasificación final del Guadiaton 2017 y mas abajo todos los datos de mi carrera.

martes, 14 de noviembre de 2017

Cronica de mi Behobia-San Sebastian 2017. Una experiencia inigualable

Había leído en artículos de presenta deportiva y en foros de carreras populares, maravillas de la clásica Behobia-San Sebastián, pero todos los elogios se quedaron cortos cuando comprobé en primera persona la calidad organizativa de una prueba, que en esta edición, movilizó a más de 31.000 corredores. Es algo realmente ESPECTACULAR.

La Behobia puede ser lo más parecido de correr a una gran maratón internacional, tanto por el numero de atletas participantes, como por el nivel de organización y ambiente que tiene el evento (lastima que la feria del corredor no esté a la altura).

Al llegar el viernes a San Sebastián, ya se podía palpar el ambiente de una gran competición. Numerosas familias, acompañando a los atletas, haciendo compras por la ciudad y cenando de pinchos por los numerosos bares y restaurantes del centro de Donosti. La playa de La Cocha, atestada de visitantes, que admiraban como otros deportistas se adentraban en el mar para practicar surf en unas aguas que debían de estar heladas.

Para los que no sepan bien que es la Behobia- San Sebastián, decir que es una carrera que va desde el barrio de Behobia en Irún, en la misma frontera con Francia, hasta San Sebastián, con un recorrido de 20km por carretera. Es una carrera muy consolidada, este año era la 53ª edición.


PREPARACIÓN: Debo reconocer que no realice preparación alguna de la Behobia, ya que venia de recuperarme de correr la TCS Amsterdam Marathon, cuatro semanas antes. Me encontraba bastante falto de ritmo, al no haber trabajado en este tiempo, series o fartlek. Mi objetivo era rodarla y disfrutar de la prueba.

¿COMO LLEGAR A LA SALIDA?. El domingo, dia de la prueba, para ir a la salida de la carrera desde San Sebastián opté por el tren de cercanías que salía de la Estación de Doností con destino Irun. De ahí hasta la salida, camine 2 kilometros hasta llegar a Behobia. 

La forma de salir en esta carrera está muy organizada, por cajones. A las 10:15 que salió la élite. Yo salí desde un cajón muy retrasado, el cajón 10, a las 10:50 h. Debí acreditar mal mi marca en media maratón y eso me condenó a un cajón no acorde a mi nivel (tampoco es que yo tenga un nivelazo).

PUBLICO: Una de las características más importantes de esta carrera es la animación, algo realmente INCREIBLE. Muchísimo publico durante la mayor parte del recorrido, con momentos que recuerdan a lo que se ve por la tele, en la cimas de alta montaña del Tour de Francia, donde el publico envuelve literalmente a los corredores, pues eso mismo se vive en la Behobia. Puedo afirmar, sin posibilidad de equivocarme, que es la carrera en la que yo he participado, con mas animación y que sabe llevar en volandas al corredor. Menuda forma de animar. SOBRESALIENTE.

METEOROLOGÍA: El tiempo se portó solamente regular. Nos calló un buen chaparrón en el punto donde estaba situada la salida. Después, durante la prueba, apenas llovió, algo muy de agradecer.

CRONICA DE MI CARRERA

Km 0 – Km 7

Salgo desde el cajón azul, con la numeración 10, a las 10:50h, con mucha tranquilidad, ya que delante tengo muchos corredores que van a ritmo lento y es complicado encontrar hueco por donde poder adelantar, esto será una constante casi de toda la carrera. Parece que las piernas van bien, no tengo molestias musculares y tampoco acuso cansancio por el largo viaje en coche y las palizas a caminar que me di con mi familia el viernes y el sábado, para conocer San Sebastian.

En estas primeras subidas y bajadas, voy muy reservón, con miedo a gastar muchas energías y poderlo pagar caro en el tramo final de carrera. Quiero llegar al alto de Gaintxurizketa, situado en el km 7, muy entero. Corro los tres primeros kilómetros a ritmos entre 4:48-4:40. Posteriormente hay una zona de bajada y ya existe mas separación entre corredores. Aprovecho para ir a ritmo mas alegre, entre 4:25 y 4:18. En el tramo del km 5,5 hasta el 7, se realiza la subida del Gaintxurizketa. Esta la hago con calma, ritmos entre 4:44 y 5:32 en el tramo mas duro. Cuando llego a la cima, tengo la sensación de que no era tan fiero el león como lo pintaban. Casi, sin darme cuenta, ya llevo recorrido la mitad de la carrera.


Km 7 – Km 16

Ahora vienen unos 3 kms de bajada seguidos de 2 kms planos, ideal para correr rápido o recuperar fuerzas para aquel corredor que haya realizado la subida mas fuerte de lo debido. Estos kilometros "favorables" me permitieron llegar al km 12 de forma rápida. Mis ritmo son entre 4:16 y 4:21 en la zonas de bajada y algo mas lento en llano 4:25. 

Memorable el paso por Errentería, población donde los vecinos se vuelcan muchísimo con la carrera y salen a la calle a dejarse las gargantas para animar, sin importarles el tiempo que hacia (fresco y con lluvias intermitentes). Yo suelo correr con música alta y al llegar a Errenteria, la baje por completo para dejarme llevar por los vítores que recibía.

Posteriormente toca afrontar la segunda cuesta mas "seria", la de Capuchinos. Sobre el perfil de la prueba parece tener bastante pendiente pero no es muy larga. Gracias a la fuerza de la gente que nos animaba antes de afrontar la subida y durante la misma, fue más fácil correr a ritmo de 4:50, sin sufrir mucho desgaste, aunque si veo que tengo mi frecuencia cardiaca "disparada", por encima de los 170 ppm. Omito este dato que me facilita mi garmin y sigo corriendo por sensaciones.

Se me está haciendo la carrera muy divertida. Es verdad que a esta altura de carrera comienzo a notar las piernas algo cargadas, sobre todo los cuadriceps. 

Km 16

Toca subir el alto de Mirakruz, con 1 km y 45 metros de desnivel. En su tramo medio, noto un importante "desfallecimiento", que casi me obliga a parar y andar. Mi técnica en las cuestas es pasitos cortos e intentar mantener la cadencia de zancada entorno a los 180 ppm. Mi ritmo se ve claramente afectado y me voy a 5:16 min/km. Mentalmente no me apetece sufrir mucho, pero tampoco quiero tirar aquí la carrera por la borda. Finalmente llego a la cota, con mucho mas esfuerzo del esperado, pero se que podré volver a correr rápido en los kilometros finales de la competición.

Km 17 – Km 20

Los últimos 3 kms son picando hacia abajo. Aquí si quiero darlo todo y vaciarme, hasta que falten 500 metros de la meta, donde tratare de reponerme de este esfuerzo final para estar "presentable" para la familia y salir "guapo" en las fotos de meta.

Las calles abarrotadas de gente en Donostia, algo de locura. Recta de meta, no quiero esprintar a pesar de llegar aun con fuerzas. Busco insistentemente con la mirada a mi mujer e hija, también a mi prima Ana, pero no logro ver a nadie conocido. Finalizo en 1:31:45, con muy buenas sensaciones y contentísimo de haber corrido una prueba que supero todas mis expectativas.



Dar las gracias a todos los que me siguieron ese día por la aplicación de la Behobia-San Sebastián, a los que me desearon suerte y me felicitaron al llegar a meta, bien por whassap, bien por Facebook, bien por mensaje, muy especialmente a mis "compis" de viaje (mi hija Rocío y mi mujer, Lola), a mi entrenador, Toni Peña y a toda la gente que ese día no dudó en salir a animarnos y dejarse la garganta.

Aqui os dejo todos lo datos de mi carrera, para aquellos que queráis echarle un vistazo

martes, 17 de octubre de 2017

TCS Amsterdam Marathon 2017. Cronica de mi carrera

¿POR QUE CORRER EL TCS AMSTERDAM MARATHON?. Es uno de los maratones más rápidos de Europa y de los que cuenta con una más esmerada organización. No en vano ha sido distinguido por la IAAF con la Gold Label for Road Races. Por si fuera poco, la salida y la llegada está situada nada menos que en el Estadio Olímpico, un lujo para cualquier amante del atletismo. También ese mismo día se disputan otras distancias, como el Medio Maratón y una carrera de 8 kms que permiten también gozar de la sensación de terminar en el Estadio Olímpico. Añadir que el viaje te permite además disfrutar de una de las ciudades más activas y cosmopolitas del continente, con una muy importante oferta cultural y turística.



CLIMA: en contra de lo esperado, hizo un día soleado y caluroso, con una temperatura media de 24ºC (18º C de mínima y 28ºC de máxima). Estas condiciones meteorológicas, no muy habituales en esta época del año en Holanda, condicionaron y mucho el desarrollo de la carrera. Hablaban de la presencia frecuente de mucho viento en esta carrera, pero en esta ocasión no quiso hacer acto de presencia, cosa que es de agradecer.

PERFIL: extremadamente llano, recordar que Amsterdam se encuentra a una altura por debajo del nivel del mar.

RECORRIDO: como he comentado antes, la salida y llegada están situadas en el interior del Estadio Olímpico de Amsterdam. En esta edición, la salida estaba perfectamente organizada por cajones, donde era necesario acreditar tiempo. Esto permitía correr con normalidad desde el inicio de la carrera. 

Una buena parte de la carrera discurre alejada del centro, atravesando varios parques. Los últimos kilometros transcurren nuevamente por zonas urbanas, con una presencia significativa de público muy efusivo, que te empuja y no te permite desfallecer.

Presencia de varios grupos musicales a lo largo del circuito. Reconozco que yo no pude apreciar su música, debido a que llevaba cascos con música propia (rock y heavy cañero).

AVITUALLAMIENTOS: Los avituallamientos en carrera eran visibles desde la distancia y suficientes en numero, pero resultaban algo cortos, provocando tapones de atletas, que trataban de alcanzar bebidas isotonicas o agua, resultando complicado poder correr en los mismos. Ademas, muchos de estos avituallamientos, solo estaban situados a la derecha de la calzada, haciendo que los corredores que iban por la izquierda, se tuvieran que cruzar para acceder al agua, con los tropiezos lógicos. 

Positivamente valoro que a partir del km 30 los avituallamientos aparezcan cada 2,5 km, cosa de agradecer y mas cuando tenias la posibilidad de coger geles y plátanos.

RELOJES OFICIALES DURANTE EL RECORRIDO: Hay relojes en los km 1, 2, 5 y a partir de ahí cada 5 kilómetros

FINAL DE CARRERA: El punto que peor valoro es la configuración y servicios de la zona de llegada, a mi modo de ver, es bastante mejorable. Alcanzar la zona de avituallamiento final resulta misión difícil. La salida del estadio se realiza por un paso estrecho que debe cruzar toda la marea de finishers, algo de locura. Una vez superado este escollo, el avituallamiento que encontramos es excesivamente pobre para tratarse de un maratón, un vaso con bebida isotónica, plátanos y poco mas. A partir de ahí ya pasamos a una zona mixta de corredores y peatones dónde reina el caos y no hablemos ya de tratar de salir de aquí. Una obra aledaña, obligaba a todos a pasar por un estrecho embudo, donde se fajaban a pequeños empujones las personas que querían acceder al recinto y los que lo querían abandonar.

PUBLICO: En el apartado del público es necesario reseñar algunos tramos repletos de gente, de distintas nacionalidades, animando incesantes a todo corredor y muchos de ellos portando carteles caseros de gran originalidad, que hacen tremendamente ameno y motivador el paso distintas zonas. 

GLOBOS EN CARRERA: hay múltiples liebres con globos por tiempos. En mi cajón había globos con 3:00, 3:05, 3:10, 3:15... hasta el de 3:30

FERIA DEL CORREDOR: la feria del corredor cubre el expediente, pero queda muy por debajo de nuestras expectativas. Situada cerca del Estadio Olímpico, cuenta con dos estancias, con varios puestos de ropa, zapatillas, geles y promoción de otras maratón. Ademas es el lugar donde retirar el dorsal.

BOLSA DEL CORREDOR: No existe bolsa del corredor, ni antes ni después. Camiseta conmemorativa del maratón de la marca Mizuno y nada mas. 

PREPARADOR: Toni Peña, de Bikilo-Running. Un profesional como la copa de un pino. Desde el principio te das cuenta que estás tratando con una persona que sabe, que está verdaderamente involucrada en su trabajo y que se hace sentir muy cercano. Se preocupa mucho por el corredor y por tu progresión como atleta. ¿Qué decir del plan? Totalmente personalizado y adaptado a tus metas, además está perfectamente estudiado para que vayas alcanzando la forma deseada progresivamente y de forma muy amena y variada. Yo este año he corrido mi sexta maratón y he mejorado en mas de 2 minutos mi MMP. Muchas gracias Toni. Seguiremos trabajando juntos en los próximos objetivos.

ZAPATILLAS: La Skechers Go Run 5, es una zapatilla neutra adecuada para realizar entrenamientos rápidos o correr en asfalto hasta medio maratón para los corredores más ligeros, al menos esas son las recomendaciones que dan acerca del uso de este calzado deportivo. Yo no cumplo con este perfil de corredor, no soy muy rápido, mido 1,80 m y peso 75 Kg y sin embargo, desde el principio, me he sentido realmente muy cómodo con estas zapatillas y he podido correr con ellas los 42km, sin tener un solo problema. Seguiré confianza en este calzado para futuros maratones.



CRONICA DE MI CARRERA

DESDE LA SALIDA HASTA EL KM 10: salida desde mi cajón, con identificación rosa, que indicaba corredores que pensaban correr la distancia en tiempo de 3:00 hasta 3:30.

Salida puntual a las 9:30 a.m. Me encontraba situado justo detrás del globo de las 3:20, que sale como un tiro y pierdo e vista en los primeros 100 metros. Decido correr a mi ritmo objetivo desde el comienzo de la prueba, a 4:50 para bajar mi MMP en las distancia. El primer kilometro es algo mas lento, siendo mi ritmo de 5:03. No se debía a que no se pudiera correr, es porque salía sin calentar y me cuesta activarme. Del km 2 al 10 marco ritmo entre 4:49 y 4:34, con un acelerón en el km 8 que paso a 4:19. 

No encuentro un grupo que vaya a mi ritmo y voy solo, siendo en este tramo de carrera, adelantado por muchos corredores, que salen como si esta prueba fuera un 10.000 m. Mis sensaciones no son del todo buenas, me cuesta llevar un ritmo constante y localizo alguna molestia a nivel de la planta de pie. Lo realmente preocupante es que enseguida me pongo con una frecuencia cardiaca (FC) por encima de lo previsto, sobre 156 ppm. 

Track 5 km: 00:23:57

10 Km: 47: 44

DEL KM 11 AL 21 (MEDIA MARATON): Desaparecen todas las molestias, voy bebiendo agua y bebida isotónica en cada avituallamiento e ingiero mi primer gel en el km 11. Llevo buenas sensaciones y dejo de ser adelantado por corredores y ahora soy yo quien empiezo a superar a algunos de esos osados atletas que salieron por encima de sus posibilidades. Mi ritmo se vuelve mas estable, entre 4:43 y 4:46, pero mi frecuencia cardiaca, esta muy por encima de lo que suele ser en mi habitual a estas alturas de carrera, sobre 166 ppm. Pienso en correr por sensaciones, manteniendo el ritmo y olvidarme de mis pulsaciones. También disfruto de las vistas que me ofrece este bonito maratón, atravesando preciosos y muy verdes parques, con mucha agua. También hay publico animando, pero de forma aislada. 

Track 15 km: 01:11:33

20 km: 1:35:37

21,1 Km. 1:40:35

DEL KM 22 AL 30: acabamos de atravesar el arco que indica la Media Maraton con un tiempo de 1:40:35. Sigue la carrera discurriendo por el verde parque, con tramos de adoquín y otros de asfalto. Se van formando mas claros entre corredores. Comienzan a verse los primeros corredores caminando o con muestras de lesión muscular. Hay asistencias que rápidamente tratan a los corredores lesionados. Trato de estar muy centrado en mi carrera y no verme condicionado por ver a otros compañeros con auténticos síntomas de cansancio. Logro mantener un ritmo entre 4:35 y 4:48. Sigo bastante entero y confío en poder aguantar a estos ritmos hasta el final. 

Track 25: 01:59:07

30 km: 02:23:02

DEL KM 31 HASTA FINAL DEL MARATON: llega la parte mas difícil de gestionar en el maratón, cuando las fuerzas comienzan a abandonarte y en tu mente afloran los pensamientos negativos. Comienzo a sentir molestias musculares, que van aumentando en intensidad, a nivel de soleos, isquios y fundamentalmente en cuadriceps. Estos dolores me hacen ser cautos y no forzar mas de lo debido. Trato de correr con zancadas cortas y mantener una cadencia de 180 ppm (llevo un metrónomo que me marca los pasos por minuto en los cascos de música, programado a 180 ppm). 

Hago mucho énfasis en beber en cada avituallamiento (ahora, recordemos, son cada 2,5 kms), tanto agua como bebida isotónica, así como ingerir un gel al paso de los mismos. Echo en falta la presencia de sales minerales en los avituallamientos y la falta de previsión por no haberlas llevado yo. Noto muchísimo el calor reinante, estamos corriendo con una temperatura de 28ºC y voy cubierto por una capa de salitre. Con todo y con eso, voy bastante animado. Soy consciente, que salvo desfallecimiento mayúsculo, voy a poder mejorar mi MMP. Me da rabia no poder correr mas rápido, no porque no pueda, es porque tengo miedo de que me sobrevenga la lesión muscular y ahí terminen mi sueño.

A partir del km 38 es cuando comienzo a sufrir de verdad y donde cada kilometro se me hace larguísimo. Ya solo tengo ganas de terminar. Me vienen pensamientos de andar, pero se que si lo hago, daría por pedido bajar de las 3:25:25. Decido apretar los dientes, dejar de pensar y solo me digo a mi mismo: " ¿A que he venido aquí?. A correr. Pues corre y no pienses".

Faltando 500 m, atravesamos un arco, allí recibo los animos de mi mujer, eso supone una autentica inyección de moral. Seguidamente accedemos al Estadio Olímpico. Llego junto a varios atletas que comienzan un largo sprint. Me sumo a ellos y logro superarlos a todos, pasando por meta con los brazos en alto, con un tiempo final oficial de 3:22:50, mejorando mi MMP. Objetivo conseguido. Muy, muy satisfecho. Puesto 1569 de la general y 275 en la categoría M40.

Recomiendo la TCS Amsterdam Marathon a todo aquel corredor que busque una maratón propicia para mejorar su MMP o quiera disfrutar de deporte y turismo.

Aqui os dejo mis datos de Strava, para quien esté interesado en verlos



domingo, 3 de septiembre de 2017

XII Carrera Popular de Valdebótoa. Crónica de mi carrera

Esta mañana se disputaba la XII Edición de la Carrera Popular de Valdebotoa, sobre una distancia de 10.000 metros. Es una prueba clásica dentro del calendario de carreras populares, cerca de Badajoz.

Inmerso en plena preparación para afrontar el día 15 de Octubre, la Maratón de Amsterdam, esta semana hablé con mi entrenador, Toni Peña (bikilo-running) y le comenté que quería disputar esta prueba. Esto supuso modificar ligeramente, el plan de entrenamientos para esta semana.

Como test para esta prueba, el martes realicé series de 3 x 2.000 m a ritmo de 4:20, con recuperación de 3 min. Esto ya supuso un aviso, ya que la ultima serie, me costó muchísima poderla completar al ritmo objetivo.

XII CARRERA POPULAR DE VALDEBOTOA

Mi familia y yo, llegamos a Valdebotoa sobre las 9:15 am. Tras aparcar, nos dirigimos a retirar el dorsal. Posteriormente saludos con otros corredores y amigos. Esperamos la llegada de unos amigos de Merida, Cesar Santos, con el cual habíamos quedado para correr en esta localidad y posteriormente, comer con ambas familias en Badajoz.

Antes de iniciar el calentamiento, me encuentro con mi compañero de club y amigo, Antonio Villar. Hablamos de calentar juntos y de tratar de correr la prueba formando un dueto, hasta donde las fuerzas me aguanten, ya que él esta un peldaño mejor que yo.

Salida de la carrera a las 10:00 am. Temperatura de 29ºC, con mucha sensación de calor. Circuito inicialmente urbano, hasta el kilometro 2, donde se sale del pueblo y se regresa por la misma carretera.

FALLO DE ESTRATEGIA

Los primeros kilómetros transcurren muy rápidos.

Km 1 a 4:15, km 2 a 4:22. Antonio y yo, nos ponemos a la par, dándonos relevos. Vamos cómodos y bien situados. Ya se comienzan abrir las primeras distancias entre corredores.

En el km 3, nos encontramos solos, con corredores alejados por delante y por detrás. Pasamos este kilometro a ritmo de 4:16. Le indico a Antonio, que vamos muy rápido y que podemos pagar el esfuerzo al final. Hacemos el amago de aminorar el ritmo, pero dura poco el intento.

El kilometro 4, lo corremos a 4:14. De momento las piernas responde y parece que vamos bien de fuerzas. Queremos pensar que es posible aguantar así hasta final. Hay que ser valiente y arriesgar. Esa fue nuestra estrategia.

Kilometro 5, giramos 180º, avituallamiento y regresamos a Valdebotoa por la misma carretera. Comienzo a notar los primeros signos de fatiga. Dudo si mantener el ritmo o regular un poco para recuperarme. Finalmente sigo a mi libre (Antonio Villar) y bebo agua para rehidratarme. Pienso que las malas sensaciones duraran poco y volveré a correr con soltura.

Kilometro 6. Comienza a distanciarse ligeramente Antonio. Veo claro que de mantener este ritmo, pronto me voy a desfondar y comiendo a ir algo mas lento. Queda mucha carrera y se me puede hacer muy larga. Paso este kilometro en solitario a ritmo de 4:26.

COMIENZA EL CALVARIO

Kilometro 7. Sufro un hundimiento total. Tengo la sensación de ir muy lento y peor aún, soy incapaz totalmente de correr con soltura. Me alcanza un corredor de mi propio club, la AACB, Jero, nada mas pasarme me da ánimos para no desfallecer. No hago ni el intento por tratar de seguirle. Se nota que su planteamiento de carrera ha sido diferente y él va de menos a mas. Mantengo una distancia con Antonio de 100 metros. Paso este kilometro a ritmo de 4:37. Comienza a cundir en mi el desanimo.

Kilometro 8. Dosifico esfuerzo y sigo bebiendo agua. Tengo sensación de mucho calor y ganas de parar. Me mantiene vivo ver que Antonio no se ha ido a mucha mas distancia de esos 100 metros, pero me veo incapaz de correr rápido. Me superan dos corredores de un mismo equipo, con un correr fluido. No van muy rápido, pero lo suficiente para distanciarse de mi. Completo el kilometro a ritmo de 4:34. Moralmente voy abatido. Pensaba que iba hacer mucha mejor carrera y encima esto aun no había acabado y queda lo peor por llegar.

Kilometro 9. Estaba a punto de volver a entrar en Valdebotoa. Esto tendría que suponer una inyección de moral y tratar de darlo todo, pero no me queda nada de fuerza de donde tirar. Miro el ritmo medio de carrera y pienso que ya no podré mejorar mi mejor marca en esta prueba, de 53':51", que hice el año pasado. Vuelvo a ritmo de 4:37 min/km. Intento hacer un último esfuerzo, pero corro ya totalmente desmotivado.

Kilometro 10. Ultimo kilometro. Antonio se distancia mas de mi, ya apenas de veo. Dentro de Valdebotoa, toca callejear un poco. Cada giro, rompe por completo mi lento ritmo de carrera. Estoy deseando llegar a meta y dejar de sufrir. Esta carrera se ha vuelto un calvario. Logro mantener un ritmo final de 4:30.

Completo los 10.000 metros en 44':13", a ritmo medio de 4:25. Mi frecuencia cardiaca media es muy alta de 172 ppm y mi FC Max de 182 ppm.

Para colmo, cuando me doy cuenta, no he dado a finalizar la prueba en mi garmin, apreté por equivocación el botón de lap. Han transcurrido 45 seg. No pasa nada, pero me da rabia, la verdad.

CONCLUSIONES

De todo se aprender y de las derrotas, dicen que mucho mas y yo esta carrera la viví como una derrota. Ya en frío las cosas se ven de manera distinta, pero no deja de ser una mala carrera, en la que arriesgué y me salió mal. No quise ver lo que ya anticiparon las series de 2.000 del martes, no estaba para correr a ritmos por debajo de 4:20 y esos esfuerzos los pagué mi caro al final de la carrera.

Había leído la cronica, en este mismo blog, de mi carrera del año pasado, en estos días pasados. Pensaba que me encontraba mejor preparado fisicamente, que en la edición pasada y que podía intentar acercarme al 43:00. Toca aceptar la realidad y ver en que se puede mejorar. También sabia que este año llego algo mas pesado, sobre los 76 kg, cuando el pasado años aquí pesaba 72 kg. No se hasta donde esto es determinante, pero seguro que algo influye.

Ahora hay que recuperarse bien y seguir entrenando, que no hay nada perdido y aun espero hacer un buen maratón en Amsterdam

DATOS DE MI CARRERA EN LA PLATAFORMA STRAVA