lunes, 30 de enero de 2017

Media Maratón de Sevilla 2017. Crónica de mi carrera

El pasado domingo, dia 29 de enero 2017, tocaba volver a correr la Media Maratón de Sevilla, contemplada dentro del plan de preparación de la Maratón de Sevilla 2017.

El circuito 


Es el mismo del año pasado. Comentar su perfil que es completamente plano, muy favorable para hacer MMP. Quitando un tunel que atravesamos, no hay una sola cuesta que merezca llamarse así. Quizás hacer mención al tramo que va desde “la campana” hasta “las setas”, pero tampoco presenta una gran dificultad.



Objetivo


Según lo programado por el plan, debería correr la media maratón para bajar de 1 h y 32 min, algo totalmente impensable en mi actual estado de forma y eso que me encuentro bastante fino.

Las series de 1.000 metros que realice el miércoles pasado, predecían que podía hacer una buena carrera. De peso, estaba (porque una vez mas gane peso mal comiendo en Sevilla) en 70,1 kg. Mencionar que no arrastraba molestias musculares. Todo estaba a mi favor para que la carrera fuera bien.

Logistica


El viernes por la tarde, tras finalizar mi jornada laboral, comer en familia, salimos todos camino de Sevilla. Viaje pasado por agua. La lluvia en algunos tramos, se volvió torrencial, impidiendo la visión nítida de la carretera. Llegada a Sevilla, sin mas incidentes.

Nos alojamos en el Hotel Sevilla Center, con amplias habitaciones, baño espacioso, buena situación (se puede ir andando al centro), con el detalle incluido que nos permitan abandonar la habitación el domingo a las 14:00 h y así facilitar el que me pudiera duchar y cambiar, tras la carrera. El único pero fue, que el grifo de la ducha presentaba una importante fuga y cuando tratábamos de ducharnos, enchapatabamos toda la habitación. Fue notificado al hotel a través de la recepción y posteriormente de la limpiadora y el domingo, cuando abandonamos el hotel seguir sin solucionarse la avería...

Durante el fin de semana, hemos gozado de la compañía de la familia Estepa. Hemos disfrutado muchísimo, paseando, haciendo compras y sobre todo comiendo (abusando mucho por mi parte de los hidratos de carbono). Mencionar especialmente dos sitios, donde merece muy mucho ir a comer.

Restaurante Coreano Moon. Todo un descubrimiento. Situado en el centro de Sevilla. Comida sana,  regentado por coreanos y realmente sabroso todo lo que probamos. Sumamente amables. Repetiremos seguro.

El otro restaurante a destacar, el Restaurante Italiano Il Vesubio. Restaurante monográfico de pasta, no hay pizza. Regentado por italianos. Bien situado en el centro de Sevilla. Pequeño pero muy ambientado (no se puede ir sin haber reservado). Riquísima pasta, insuperable, con una preparación que nada tiene que ver con las franquicias de comida italiana. Para deleitarse comiendo. Y que postres!!!!!.

Cronica de mi carrera


A las 8:00 h, me recoge en la puerta del hotel Rafael Estepa, con quien correria la media maratón. Previamente a las 7:00 h me había levantado a desayunar un cola-cao, bocadillo de jamón y queso con pan integral, y dos barritas proteicas caseras. Visita al baño y sensación de estomago repleto....

Llegada a la periferia del Estadio Olímpico de la Cartuja a las 8:15 h. Tuvimos que dar alguna que otra vuelta para acceder al aparcamiento, debido a los números cortes de carreteras que ya efectuaba la policia local.

Localizamos al hermano (Antonio Estepa) y padre de Rafa. Nos echamos unas risas juntos. Faltando 20 minutos para el inicio de la prueba, nos quitamos chandal, nos ponemos el dorsal y vemos el magnifico día que se ha quedado para correr. Temperatura optima, sin previsión de lluvia y no corre una brizna de viento. Mejor imposible.

Nos vamos todos juntos calentado a "trote cochinero hasta la linea de salida". Llegamos justos para colocarnos en nuestro cajón de salida sin mayor problema. Se ven a nuestro lado autenticas liebres, sedientas de hacer kilometros a ritmos estratosféricos.

Salida con 5 minutos de retraso a las 9:05 h. Al contrario que en la edición pasada y en el maratón de Sevilla 2016, esta vez podemos correr desde el inicio con facilidad y no tenemos que esquivar corredores lentos, situados en los primeros puestos de la linea de salida.

Rafa impone ritmo. La intención es salir a 4:40 y mantener este ritmo hasta el km 7 para después ir progresando y tratar de hacer 1 h y 36 min.

Los primeros kilómetros son siempre difíciles para mi. Suelo comenzar con malas sensaciones y me cuesta llevar una respiración acorde al ritmo de carrera. Esta vez la cosa es distinta, los primeros kilometros me pasan volando, tanto es, que cuando me encuentro el primer avituallamiento me sorprende (Km 5) estamos saliendo de Triana y ni me he enterado. Rafa va controlando el ritmo que llevamos a ritmo de 4:36-4:27. Yo me dedico a ir disfrutando del correr, no hace frío, eso hace que Rafa pase calor con su manga corta, se quite su camiseta y se quede solo con la de tirantes, tirando en el camino una prenda técnica a la que tiene cierto aprecio, pero no puede permitirse de correr 17 km con ella en la mano. 

Pasamos por el puente de la Barqueta. Me percato de la presencia un gran amigo mío en carrera. Es Antonio Lopez Carpio, compañero de entrenamientos y del club AACB. Parece no ir muy cómodo. Nos ponemos a su altura y le sugiero que se una al dueto. El prefiere ir a un ritmo mas relajado y poco a poco nos alejamos de él.

Posteriormente alcanzamos la amplia avenida de  “Torneo”. Vamos en dirección contraria al Maratón. Sigo yendo cómodo. Miro el ritmo y es de 4:28, quizás demasiado rápido para aguantarlo toda la carrera. Me relajo y dedico seguir a Rafa. Ya estamos a la altura del kilómetro 7 y me quedan dos tercios de la carrera. Toca ingerir el primer gel para reponer hidratos de carbono y no pagar su deficit en el tramo final de la carrera.

Rodeamos el parque de María Luisa y entramos en él, veo que vamos a pasar por delante de la plaza de España, trato de ir a lo mío, tanto es así que apenas recuerdo haber pasado por el centro, salvo la zona de la catedral,  ya que en esta parte de la carrera voy muy pendiente de los raíles del tranvía, ya que puedes meter el pie ahí de mala manera y lesionarte. Si mencionar que al entrar en el parque de Maria Luisa, comienzo a notar algo de cansancio y le digo a Rafa que me voy a quedar un poco, para dosificar fuerzas. Se aleja unos metros que mantendremos durante lo que resta de carrera.

Pasamos por la calle Sierpes y subimos hacia la Plaza de la Encarnación (también conocida como “Las Setas”). La carrera llega a su tercio final. Encaramos hacia “Macarena” sobre el km 15. Mi ritmo es de 4:31 y acuso el cansancio. Nuevo avituallamiento en el que no pillo agua. El motivo es que llevo unas molestias intestinales sumamente incomodas y no quiero ingerir bebidas o alimentos que propicien una parada de emergencia.

Me animo a mi mismo y me doy ánimos: "vamos a por esos seis que quedan, que podemos hacer una gran marca". Sigo con un ritmo rápido pero no asfixiante.  Si quisiera, podría apretar un poco y dar alcance a Rafa, que apenas me saca 100 metros, pero prefiero ser conservador y no pagar un precio alto al final de la carrera.

Mantengo un ritmo constante de 4:26-4:31. Tengo margen para bajar mi marca respecto a la realizada el año pasado.  Mi gran temor es que por forzar pueda lesionarme y perderme el Maratón de Sevilla.

Así que "tonterías" las justas. Sigo corriendo sin forzar, a ritmo algo mas vivo de 4:21-4:26, pero con buenas sensaciones, dentro de lo que cabe. Llego al kilómetro 18 último vistazo a la previsión, tengo a mi alcance hacer un sub 1h y 35 min, algo totalmente impensable antes de comenzar la carrera.

Entro en la Estadio Olímpico de la Cartuja. Tengo "pequeños avisos" a nivel de los isquios, no son preocupantes pero vuelvo a pensar “no cagarla” al final y no fuerzo pero tampoco aflojo. Faltándome 300 metros, visualizo a Rafa Estepa entrando en meta. Carrerón el suyo.  Yo me planteo si esprintar y ganar unos segundos, pero las molestias siguen ahí y entro en meta con un tiempo final por mi garmin de 1:35:06. ¡¡¡¡¡FANTATISCO!!!!!. Siempre te queda la cosa de poder haber bajado de 1:35:00 y no haberlo hecho por unos segundos, pero evitar una lesión era el objetivo.

Respiro hondo y veo a Rafa buscándome. Le llamo y nos fundimos en fuerte abrazo. Trabajo realizado con éxito. Inyección de moral para afrontar el maratón. 

Recogemos nuestras medallas y nos dirigimos al túnel de salida. Reponemos fuerzas con la ingesta de agua, bebidas energías y fruta. Nos ponemos el plástico que facilita la organización para combatir el frío y nos marchamos sin mas, al coche para abrigarnos y buscar a la familia.

Organización


La Media Maratón de Sevilla ha dado un paso adelante a nivel organizativo. La gestión de los dorsales, que el año pasado fue un desastre y sumamente criticada por los corredores, este año la han mejorado muchísimo haciéndola muy fluida.

El circuito homologado es muy rápido, una maravilla. Hay pequeños tramos que tienes que andarte con ojo, al encontrarte con zonas con adoquines, pero poca cosa y es el precio de inscripción no es excesivo.

Esta media tiene todo lo necesario para hacerse un sitio entre las mejores de España. Sevilla lo merece y se lo ha trabajado duro.

La bolsa del corredor es sencilla, quizás peque incluso de escasa para un evento de esta categoría. Deberían mejorarla.

La camiseta técnica de evento es modesta. No llama la atención. Otro punto de mejora.

Los voluntarios impecables, del primero al último. Darles desde aquí las gracias por su esfuerzo y ánimos. Gracias de corazón.

Comentario personal:


Reproduzco la cita de otro corredor con el que me identifico en su totalidad y me veo reflejado:
“Los corredores populares somos un poco músicos callejeros. Estamos lejos de esas grandes estrellas que ganan medallas en los Juegos Olímpicos o ganan los grandes maratones. Nos desplazamos a las carreras con nuestros geles y nuestra equipación a cuestas, buscando una marca que creemos merecer y que nos ha costado muchas horas de esfuerzo. No somos estrellas pero una vez nos colocamos en la línea de salida, con nuestro dorsal en el pecho y empezamos a correr, en nuestro esfuerzo, en nuestras ganas, nada nos diferencia de ellos”. Garricar´s Blog.



Aqui os dejo los datos de mi carrera con la aplicación Strava