domingo, 6 de octubre de 2013

Dopaje en el deporte popular. Mito o realidad.

Dopaje y deporte popular definen en mi opinión espíritus contrapuestos de la ética deportiva y del respeto a la salud.

La Operación Cursa supuso entrar en un mundo oscuro que sospechaba que existía, pero del que nadie tenía constancia documentada. Destapó el mundo del dopaje que invade el deporte llamado aficionado o popular. Confirmó así lo que ya se intuía, que no solo se dopan los campeones y los deportistas profesionales, sino también los participantes en las medias maratones o en las carreras populares o en las sansilvestres de fin de año.

El producto estrella es Actovegyn, un concentrado de sangre de ternera, al que llamaban EPO de los pobres. Se trata de un extracto de ternera al que se han retirado las proteínas y que ha sido filtrado posteriormente para eliminar también los priones, implicados en la enfermedad de las vacas locas. Esta sería la explicación científica, porque los atletas que lo han utilizado lo definen de otra manera: "Es como una EPO que no te eleva el hematocrito". Es decir, un suero milagroso que aumenta el rendimiento de larga duración. Su composición: aminoácidos, oligopéptidos, nucleósidos y productos intermedios del metabolismo de grasas e hidratos de carbono. La clave está en que posee inositol, que ayuda a promover la entrada de glucosa en el músculo con una acción similar a la insulina. Al final, el efecto buscado es aumentar el consumo de oxígeno; en resumen, dotar al músculo de más energía para retrasar la fatiga.El Actovegin se vinculó a las victorias de Lance Armstrong

La masificación del running ha aumentado el espectro de productos y vendedores. Las redes de tráfico fomentan el consumo utilizando profesionales que hacen publicidad indirecta o directa de las bondades de productos dopantes.

No entiendo como corredores aficionados o populares, se dopan. De verdad que no lo entiendo, no lo concibo. A muchos nos motiva un afán de escalar en la clasificación o mejorar nuestros tiempo en una prueba determinada, pero este objetivo no puede lograrse a cualquier precio y menos cuando ello implica hacer trampas mediante técnicas dopantes.

No me gusta competir contra gente que hace trampas y juega con ventaja.

11 comentarios:

  1. Es una verdadera pena...al final esta relacionado con las ganas de figurar sea como sea,reconocer que uno tiene sus limitaciones y que hay muchos mejores que uno no le gusta a todo el mundo. Falta humildad, faltan valores,en fin...una mierda...
    UN abrazo y esta bien que informes de esto,a final yo me quedo con mis mejoras limpias independientemente de lo que hagan o dejen de hacer los demas, llegar en una determinada posicion no me hara mas feliz o mas triste ya que he sido feliz con los ultimos y seguire siendo feliz en esos puestos o donde toque.

    ResponderEliminar
  2. Yo no conozco ninguno, pero visto como está el tema en los gimnasios por ejemplo, no me extraña que la gente se meta de todo para mejorar 30 segundos su marca. Es lamentable.

    ResponderEliminar
  3. Seguramente, por el simpre ego de una mejor marca, habrá muchos populares que se metan productos de estos. A mi, sinceramente, que me hagan trampas me da igual, me voy a quedar el puesto 532. Pero lo que no está probado son las consecuencias a largo plazo que puede tener ese consumo en la salud de la gente. Y eso es un tema serio.

    ResponderEliminar
  4. No creo que haya populares que se dopen, por lo menos, yo no conozco ninguno, es un poco absurdo no?

    ResponderEliminar
  5. Ahora si lo hacen, menudos (me rehitero) absurdos, no tiene sentido hacerlo

    ResponderEliminar
  6. Para mi sería muy difícil doparme porque yo no corro contra nada ni contra nadie y como la satisfacción es para mí mismo solo me engañaría a mí.
    Es una pena pero hay gente para todo.

    ResponderEliminar
  7. Donde se ponga un buen potaje de tu madre o en mi caso de mi mujer... que le den por donde amargan los pepinos a los que se dopan.. con el dopaje tolerancia cero en la elite y en los populares.

    ResponderEliminar
  8. Yo por suerte no conozco a ninguno, y me muevo bastante por los círculos de los corredores.

    Nosotros tomamos productos de la marca multipower (suplementación deportiva) que llevo yo por esta zona. Nos ayuda, pero no tiene nada que ver con esos productos que describes.

    Cuando terminamos las carreras nos metemos las ricas cruzcampinas.

    salu2

    ResponderEliminar
  9. No comprendo el doping en ninguna de sus versiones, pero desde luego a nivel popular es de traca, joder, doparse para que? para bajar 30 segundos? con que finalidad, con la de luego presumir de tiempo con los colegas de la ofi?

    ResponderEliminar
  10. Hola Juan Pedro, vuelvo por aquí después de un tiempo pero sobre todo con ganas de saludar a los amigos. la verdad es que me ha sorprendido tu entrada. Desconocía este producto y alucino con que la gente haga esas locuras...¿para qué?

    ResponderEliminar
  11. Nosotros tampoco entendemos que un deportista pueda tratar de mejorar su rendimiento recurriendo a este tipo de sustancias, es algo muy triste. Un saludo!

    ResponderEliminar