sábado, 25 de febrero de 2017

Cronica de mi carrera en el Zurich Maratón de Sevilla 2017

Gran fin de semana por Sevilla el que pasamos en familia, en compañía de los Estepas. La idea de correr este maratón de nuevo, después de correr la edición del año pasado y las buenas sensaciones que dejaron en mi, era una cuenta pendiente y no falté a la cita.

Tenia recuerdos muy bonitos del propio Zurich Maratón Sevilla 2016, así como de la ciudad, a la que visito con mi familia con cierta asiduidad, de su ambiente y todo lo que rodea a esta maravillosa carrera. Su recorrido sigue siendo rapidísimo, ideal para mejorar tu mejor marca personal en la distancia (MMP).

Mi preparación para este maratón ha sido especifica, basada en el plan de entrenamiento propuesto por la propia web del Zurich Maratón de Sevilla, para hacer sub 3:30. Cuando te fijas metas complicadas, como para mi era poder hacer un Sub 3:30, nunca sabes dónde vas a llegar. Habrá momentos en los que tendrás ganas de tirar la toalla, no estarás nada cómodos y probablemente aflorarán todas tus inseguridades. Nunca tengas miedo por fijarte metas que parecen a priori inalcanzables. Sin ellas, las cosas nunca cambiarían. Qué razón tiene el gran Michael Phelps.

Los objetivos nunca deben ser fáciles, deben obligarte a esforzarte hasta el punto de sentirte incómodo con ellos. Nuestras metas y nuestros sueños deben llevarnos al límite en el entrenamiento y hacernos ver lo que realmente somos capaces de conseguir (Michael Phelps)


Respecto al dia de la carrera, amaneció lluvioso por Sevilla y las predicciones no eran muy halagüeñas durante el dia, pero el agua nos dio una tregua y la mañana estaba perfecta para correr, con algo de aire pero que no llegaba a ser realmente incomodo, al manos para mi (en los foros si hay corredores que se quejan del viento que hizo durante la carrera).

¿Mi carrera? Pues ya os adelanto, salió justo como tenía pensado, solo necesitaba tener CABEZA, CORAZÓN Y PIERNAS, para hacer un gran maratón.


"La Maraton merece un profundo respeto porque siempre nos pone a cada uno en su sitio"


Llegamos Rafael Estepa y yo, con tiempo a nuestro cajón del 3:15. Tras el pistoletazo de salida, mientras se puede escuchar Highway to Hell (ACDC), corremos los primeros metros, que me sirven para ir poco a poco relajando la tensión acumulada y soltando los nervios. Rafa marca el ritmo de inicio de la prueba. El objetivo era correr a 5:00 min/km durante al menos los 10 primeros kilometros de la prueba. Nuestro plan conjunto era "reservarnos" en la primera media (correr sobre 5:00) y tratar de "forzar" (correr entre 4:50 y 4:45) en la segunda, en función de como anduviéramos de fuerzas y muscularmente.

Tras hacer el primer 5k entre 4´45´´y 4´55´´, me encuentro bien, voy bajo de ppm y todo va poniéndose en su sitio, continuo relajado y pensando para mi: "cabeza campeón, hay que tener CABEZA". Así llego al km 10 en compañía de Rafa, haciendo otro parcial a 4´45´´y 4´55´´.


A partir del km 10 (Posición en carrera 3722, Tiempo 0:50:59, ritmo 5:05), perdí el contacto con Rafa, después de que mi compañero de fatiga parara para poder miccionar. Me hubiera gustado haber "quemado" algún kilometro mas con Rafa, pero mi prioridad era mantener mi ritmo constante. Además tenia la impresión de ir algo mas fresco de piernas que él. Debo reseñar que Rafael Estepa, estaba convaleciente de una lesión en ambas caderas (malditos psoas), que la había impedido entrenar con normalidad las dos semanas antes del maratón e incluso, en algún momento, hicieron que su presencia en la carrera, no fuera segura. Todo pundonor este Rafa Estepa.

En el tramo del km 10 al 20 (Km 15, Posición en carrera 3703, Tiempo 1:15:27, ritmo 4:53), el que me llevaría a la media maratón, había que seguir en la misma estrategia. Mi autentica obsesión era mantener un ritmo estable, no presentar molestias, ni muestras de cansancio. Tocaba guardar energías para la segunda mitad de la carrera. Hasta aquí todo transcurría tal como había pensado, quizás unos ritmos algo mas rápidos que lo planteado inicialmente, pero era esto no me preocupaba en demasiado ya que el desgaste era mínimo. Como os comento, los kilometros salen fáciles.

Al paso por el kilometro 21 (Posición en carrera 3619, Tiempo 1:45:10, ritmo 4:56), los ritmos van saliendo mas rápido de lo deseado, cuando voy solo me cuesta mucho mas controlarme. La verdad es que llego bastante fresco a la Media Maratón. Me digo a mi mismo: "¡¡¡¡Ahora es cuando empieza lo realmente chulo de esta maratón!!!!

A partir del km 25 (Posición en carrera 3555, Tiempo 2:04:23, ritmo 4:51), decidí "agarrarme" al globo de 3h30´y correr tras este grupo durante unos kilómetros para ver como iba realmente de fuerzas. Empezamos a "clavar" parciales de 5 min/km. A mi dió la sensación de que el globo iba un poco lento para el ritmo que yo podía necesitar para ir comodo y decidí avivar mi paso y ponerme nuevamente a 4:50 min/km, ya que me encontraba muy bien de sensaciones. Me dije: ¡Es el momento de pasar al globo de 3:30 y ponerme en modo piloto automático! ¡Toca en no pensar en nada y solo correr!. Empiezo a ver los primeros sufridores con molestias, pero no dejo que esto me afecte. Sigo con paso firme.

Al paso por el Km 30 (Posición en carrera 3249, Tiempo 2:28:37, ritmo 4:50), cruzamos por las Palmeras, zona maldita para muchos corredores, ya se esconde en multitud de ocasiones el "Hombre del Mazo" o puedes darte de bruces contra el temido "Muro". Comencé a ser realmente consciente de que podía hacer mi MMP en Maratón. Aposté por no aflojar el ritmo y arriesgar. En maratón no puedes controlar al cien por cien los resultados ni todo lo que estás haciendo, por mucho que lo intentes, pero si tenia claro que quer´a hacer todo lo posible para dar el cien por cien de mi mismo. Si lo conseguía, habrá alcanzado realmente el éxito y no podría reprocharme nada.

Tienes que probar cuál es tu límite y ver hasta dónde puedes llegar (Michael Phelps)


A partir del  km 35, pensaba que gran parte del trabajo ya estaba hecho, pero quedaba aún lo mas duro. Es verdad que comenzaba a ver próxima la llegada. Además pasábamos por zonas con mucho publico que animaba, tanto en la zona de la Catedral (ambientazo), como al travesar La Alameda de Hércules. "SEVILLA TIENE UNA GENTE ESPECIAL"

Llegados a este punto de la carrera con tan buenas sensaciones, toca otra fase del maratón: "PIERNAS". Hay que probar si puedo mantener de verdad el ritmo que llevo o incluso correr algo más "ligero".  Paso el km 37 a ritmo de 4´41´´. La cosa fluye, pienso para dentro: "voy cojonudo" para estar a esta altura de la carrera. El Km 38 se me atraganta un poco y mi ritmo baja a 4´59´´. Nada de dar un paso atrás, sigo muy motivado y se que voy camino de hacer mi MMP. Nuevamente acelero el paso y eso hace que en el Km 39 marque mi ritmo mas rápido de carrera a 4´16´´.

En mi mente no dejaba de repetirse. Quiero ser capaz de mirar atrás y decir, “he hecho cuanto estaba en mi mano y ha sido un éxito”. No quiero mirar atrás y pensar “debería haber hecho esto o aquello”.


En el Km 40 (Posición en carrera 2794, Tiempo 3:16:47, ritmo 4:49), cruzamos el Puente de la Barqueta. Para mi se inicia la última fase  de maratón, donde impera el CORAZÓN. Hasta ahora todo ha ido fluido, pero en este punto empiezo a correr con todos los ánimos que me habéis enviado a lo largo del fin de semana. Recuerdo tantos entrenamientos, tantas series, tantas cuestas, tantas carreras a tempo... Pero sobre todo mi viene a la mente mi familia. Mis padres, hermanos, y sobre todo mi mujer y mi hija Rocío. Son las grandes sacrificadas a tanto esfuerzo. GRACIAS A VOSOTRAS DOS DE TODO CORAZÓN!!!!!!. 


Cuando quiero darme cuenta, estoy entrando en el Estadio Olímpico de la Cartuja. Mi digo: "esto esta acabado!!! Buen trabajo macho, te lo has merecido!!!!No había dolores, ni cansancio, solo quería disfrutar de los últimos metros... mirada hacia la grada, brazos arriba, lengua fuera,primera maratón completada. Al atravesar el arco de meta no pasaba a creerme el poder terminar en 3h 25´ 25" oficiales. Me encontraba en una nube.  Tras colocarme un voluntario, amablemente, la medalla al cuello, aparece un amíguete del club que había cruzado la meta unos segundos antes que yo. Era Don Francisco Llera, todo un referente en mi club, la AACB, cuando se trata de correr maratones. Nos fundimos en un abrazo emocionado y mis primeras palabras fueron "SOMOS GRANDES COMPAÑERO".

Hace un año estaba pletórico por hacer 3h:39min:49 seg en la Zurich Maratón de Sevilla 2016. Menudo "palo" le he dado a mi marca, IMPENSABLE.

Y esta es mi historia del que de momento es mi MMP en la distancia de maratón. Muy contento de como he gestionado la carrera.

No quiero cerrar esta entrada sin darle las gracias a la organización de la Zurich Maratón de Sevilla. A sus cientos de voluntarios, por su encomiable labor, nunca lo suficientemente reconocida. A todos los apoyos recibidos, por conocidos y desconocidos, que he podido tener a lo largo del recorrido. Y a los cientos de miles de corredores que hacen grande esta Zurich Maratón de Sevilla 2017. MIL GRACIAS!!!!!.



Aqui os dejo todos los datos de mi carrera, a través de la plataforma de Strava




1 comentario:

  1. Felicidades Juan Pedro¡¡¡, gran carrera y gran cronica¡¡¡. No hay cosa que llene mas que conseguir lo que uno se propone, sea dificil o no, hay que conseguirlo y tu lo has hecho de lujo. Correr en 3h:25 esta francamente bien y mas viendo ese mordisco a tu anterior marca. Ahora a descansar que te lo has ganado y bien ganado y a diseñar nuevos planes futuros¡¡¡. FELICIDADES¡¡¡.

    Un abrazo¡¡.

    ResponderEliminar