lunes, 24 de abril de 2017

Mi carrera en la 40 Maraton Madrid Rock N Roll Series

El dia 23 de abril 2017, se ha disputado la 40ª edición del Maratón de Madrid Rock N Roll Series, con casi 36.000 participantes repartidos en las modalidades de 10 km (7.000); medio maratón (15.000) y el maratón propiamente dicho (13.000). Un nuevo techo para el evento en su historia, desde el primer Mapoma de 1978 hasta el EDP Madrid Rock´N´Roll Marathon de hoy.

Si hubiera que definir con una palabra de esta edición del EDP Rock and Roll Madrid Maratón, sería CALOR. La temperatura era muy superior a los 5-7º C adecuados para el máximo rendimiento en estas pruebas. En el momento de la partida era de unos 12ºC y llegaba a cerca de 23ºC en el momento de cruzar meta el campeón.

Este Maratón Madrid 2017 estrenaba tambien la etiqueta Oro de la IAAF, máxima categoría en el reconocimiento internacional para los maratones populares.

Los campeones han sido el joven etíope Bon Dida, quien con apenas 22 años ha firmado una estupenda marca de 2:06:10 y la keniana Elizabeth Rumokol con 2:33:55.

LO QUE NUNCA DEBE SUCEDER.

Vamos pues con la crónica de mi carrera, pero antes confesar una locura, algo que nunca debe suceder y es un cambio de planes a última hora. Todo tuvo su origen cuando fuimos, el viernes por la tarde, a retirar el dorsal en la Feria del Corredor.

Ya con el dorsal y camiseta conmemorativa en mano, para correr la distancia de la Media Maratón, que era en la que estaba inscrito, me dejo llevar por el ambiente de maraton que reinaba en la mencionada feria, y previa consulta con mi mujer, decidó que siendo el aniversario de la 40 edición, una edición especial, porque no correr las distancia mitica de los 42.195 m. Pensaba que una oportunidad asi, no volveria a tenerla y que mi preparación, me permetiria afrontar esta distancia con ciertas garantias. Dicho y hecho. Se me posibilitó ese cambio y ahora tocaba cambiar de "chip".

¿Locura? Pues si, la mayoria pensaran asi, pero yo en el fondo, opinaba lo contrario. Llevo preparando maratones desde junio del 2016 y los entrenamientos están ahí, con muchisimos kilometros acumulados. Además tenía algo a mi favor, la experiencia acumulada y el saberme dosificar. Esas eran mis armas secretas para afrontar este dificil reto. Soy de los que piensa, que el que no arriesga, no gana y que si no hubiera tomado esta decisión, siempre me preguntaria que hubiera pasado.


CRONICA DE MI CARRERA

Cuando te sitúas en la línea de salida de un maratón siempre sientes algo especial, al menos eso me sucede a mi. Aparecen los nervios como si fuera la primera vez y piensas en los 42 kilómetros y algunos metros que tienes por delante. Si además estás en la edición número 40 del Maratón de Madrid, piensas que vas a formar parte de algo irrepetible y que seguro recodarás con mucho cariño para el resto de tu vida. Esto fue el motivo determinante que me impulsó a correr esta edición.

Km 0 al 10 (ritmos entre 5:55-4:45). El maratón de los populares, entre los que me incluia yo, salió a las 9.05 de Cibeles.
Salimos los del maratón y los del medio maratón juntos, algo que me llamo mucho la atención y que me llevo a cierta confusión en algunos momentos de la carrera.

Ya desde el inicio de la prueba toca subir casi 90 m de desnivel hasta alcanzar la Plaza de Castilla, donde la carrera alcanza su punto más alto en el km 7. Si por algo se caracteríza el recorrido de la Maraton Popular de Madrid es por no ser llano.

En este tramo inicial de la carrera es cuando sufro mi calvario particular. Nada mas dar comienzo la maratón, las sensaciones son las de siempre, voy muy pesado, con mucha ganas de orinar, a pesar de haberlo hecho momentos antes de la salida. Sobre el km 4, comiendoa a sufrir parestesias (hormigueo) en el pie izquierdo que me impiden correr con normalidad. Por mi cabeza, no pasaba a creerme que me estuviera pasado algo asi y mas cuando no habia hecho mas que empezar la prueba.

Conforme trato de seguir corriendo, las parestesias aumentan, el pie parece colgar y voy tropenzando al mas minimo desnivel. Desconozco el motivo, pero pienso que se debe a compresión del nervio peroneo por la media de compresión. Decido parar a recolarme la pernera y de paso, vacio mi vejiga. Al reiniciar la marcha las molestia se mantiene, pero no parece ir a mas. Paso de tener la idea (casi la decisión tomada) de abandonar a tratar de tranquilizarme y correr. No se bien como piso, pero no parece que esté sobrecargando otras articulaciones o musculos. Para animarme, me digo "con el pie y la pierna derecha dormida, no me enteraré del dolor muscular cuando llegue los momentos duros de la maraton".

Con el calor reinante, tome la sabia decisión de beber en todos los avituallamientos agua y bebida isotónica y de ingerir un gel con cafeina cada 10 km. Habia que hidratarse bien para evitar desfallecimientos en los kilometros finales y mas con el calor que estaba haciendo.

Km 10-21 (ritmo entre 5:24 y 4:51). Una vez lleguemos a Plaza de Castilla bajamos por la calle Bravo Murillo durante algo más de 2 kilómetros hasta que lleguemos a la Glorieta de Cuatro Caminos. Calle Raimundo Fernández Villaverde y Calle Joaquín Costa, donde esta situado aproximadamente el KM-11. A estas alturas de carrera, desaparecen por completo todas las parestias, puedo correr con total normalidad y comienzo a tener buenas sensaciones. Ahora en mi mente está el saber administrar mis fuerzas, ya que con mi corta preparación, tengos serias dudas de poder finalizar el maraton.

Seguimos “llaneando” por la calle de Raimundo Fernández Villaverde y Joaquín Costa hasta la Plaza de la República Argentina. Plaza de la República Argentina KM-12. Despuess bajanmos por Joaquín Costa, Lopez de Hoyos, Velazquez y Maria de Molina para acabar en la calle Serrano, donde nos separaremos de nuestros compañeros del 1/2 maratón ya que nosotros giramos a la derecha por el Paseo de Eduardo Dato para acabar en la Glorieta de Rubén Darío y los de la media seguirán rectos.

La verdad es que, una vez se divide la carrera y ya solo marchamos por este recorrido, los participantes de la maraton, se puede correr sin agobios y tropezones. Además te haces una idea mucho mas real de tu situación en carrera. Los avituallamientos tambien, por logica, son menos tumultuosos.

Seguimos por la calle Almagro hasta llegar a la Plaza de Alonso Martinez, allí giraremos para subir por la calle de Santa Engracia algo más de 1 kilómetro. Giramos en la calle José Abascal y unos pocos metros después, volvemos a girar para bajar por la calle Bravo Murillo y calle San Bernardo. desde aqui, la carrera nos llevará a uno de los puntos más bonitos del recorrido. Cuando se acaba la calle San Bernardo salimos a la Gran Vía, la cual subiremos unos metros hasta la Plaza de Callao y bajaremos por la calle Preciados para acabar en la Puerta del Sol.

Cuando la carrera pasa por lugares tan emblemáticos como son la Gran Vía, la Plaza de Callao o Sol, te das cuenta de la dimensión real que tiene esta carrera, es IMPRESIONANTE. Y su público, que decir de su fabuloso publico, INSUPERABLE. Hay filas de vallas separan a los espectadores que animan sin cesar. Bajas la calle Preciados y se te pone la piel de gallina, no puedes evitarlo. Llegas a la Puerta del Sol y un grupo de música anima a su vez a los corredores y al público. Es uno de los puntos clave de la carrera. Se me ha quedado grabado a fuego todo lo vivido aquí.

Continuaremos por la calle Mayor para girar en la calle de Bailén y nos encontramos con la Catedral de la Almudena y el Palacio Real. Uno se emociana cuando pasas corriendo por estos monumentos. Es verdad que el adoquin del recorrido, hace que sufras algo muscularmente, pero lo compensa las vistas que hay.

Seguiremos corriendo por la calle Ferraz donde nos encontraremos con el kilómetro 21. Ya llevamos medio maratón hecho. Al final de la calle, giramos por el Paseo del Pintor Rosales y bajaremos por el Parque del Oeste para acabar en la Avenida de Valladolid.

Km 21 al 30 (ritmos entre 5:58 y 4:40).
Aqui amigo es donde comienza de verdad la carrera. Atravesamos la Avenida de Valladolid y el Paseo de la Florida durante casi 2 kilómetros totalmente rectos para acabar en Príncipe Pio y acceder a la Casa de Campo por el Madrid Rio. Una vez dentro de la Casa de Campo, mítico para los corredores de la capital, empezamos a subir para llegar a la altura del lago. Aquí la temperatura baja unos grados y hay largos tramos a la sombra de los árboles. Una vez llegados arriba tenemos unos 3 kilómetros con falsos llanos, la primera parte en subida y la segunda en bajada hasta llegar al kilómetro 30 que nos encontraremos una cuesta corta pero dura que nos sacará de la Casa de Campo.U.U

Debo confensar que encantó correr por la Casa de Campo, no la habia hecho nunca y es una zona fabulosa para poder correr. La subida no se me hizo demasiado dura. este tramo de carrera, la disfruté como un enano.

Km 30 al 42 (ritmos entre 5:04 y 5:32). Una vez fuera de la Casa de Campo bajamos por la Avenida de Portugal y seguimos, esto ya en subida, por el Paseo Marqués de Monistrol y el Paseo de la Ermita del Santo que nos llevará al Puente de San Isidro donde vemos el Estadio Vicente Calderon. unos de los corredores, se aprecia que ya veterano en estas lindes, comenta "A partir de aquí comienza la maratón de verdad", y que razón llevaba el compañero.


Una vez cruzado el puente seguimos por el Paseo de la Virgen del Puerto hasta la calle Segovia donde nos encontramos otra cuesta importante, otra mas. Seguimos por Ronda de Segovia, Paseo Imperial y Paseo del Doctor Vallejo Nagera, acabando en la Plaza de Ortega y Munilla, todo esto en subida. Los patinadores, que gran trabajo el que realizan, tratan a duras penas de auxiliar a los corredores que lo solicitan. Echan "Reflex" en las piernas de maratonianos que no se quieren parar, pero que comienzan a sufrir diferentes molestias, sobre todo musculares. Se explican a duras penas, pero todos coinciden en tener el oscuro pensamiento de abandonar, ya que dudan que sus músculos les vayan a dejar seguir.

Seguimos subiendo por el Paseo de las Acacias, Ronda de Valencia y Ronda de Atocha para acabar en la Estación de Atocha. Muchos corredores, ya desde el kilómetro 30,algunos antes, caminando, muy cansados, abatidos. Muchos con tirones o sobrecargas estirando. Otros siendo atendidos por personal sanitario por dolores musculares. En todos, se les nota el sufrimiento en sus caras. Es la versión dura que tiene el maraton, por eso nunca se le debe perder el respeto. Segun datos facilitados por la organización, hubo 30 traslados a hospital y 7 heridos graves. Algunos por problemas de corazón y otros por golpes de calor.

Una vez en Atocha, seguimos subiendo por el Paseo del Prado pasando por la Plaza de Neptuno, Cibeles otra vez siguiendo por el Paseo de Recoletos hasta volver a llegar a la Plaza de Colón donde giraremos en la calle Goya. Subimos por Goya y Velázquez hasta llegar al kilómetro 40 y ya se acaban las subidas. Giramos en la calle de José Ortega y Gasset para acabar en la Plaza del Marqués de Salamanca donde ya cogeremos la calle Príncipe de Vergara hasta el Parque de El Retiro.

ENTRADA EN META. La entrada en el Retiro es ya de traca, permitamen la expresión. Es cuando llegas a la zona con más público y piensas en ver a tu familia, que estará neriviosa aguardandote en la meta. No digo nada de cuando alcanzas a ver el arco de meta. Ya sabes que has concluido un hermoso sueño y no puedes reprimir que salgan unas lagrimas de emoción. No he corrido muchas maratones, esta es la sexta que completo y recuerdo cada una de las entradas en meta. Pasar bajo el arco después de 42 kilómetros y 195 metros, en esta ciudad y con este publico, es de verdad, muy especial, no se puede describir, hay que vivirlo.

Mi tiempo final fue de 3:43:13. Ritmo medio de 5:17 min/km.

Debajo del video, os dejo todos los datos de mi carrera obtenidos a través de la aplicación Strava

CONCLUSIÓN: Correr por Madrid ha resultado ser maravilloso, superando con creces mis espectativas. He corrido otras maratones por ciudades como Badajoz,  Sevilla (x2), Frankfurt y Laussane. Madrid las supera a todas con mucha diferencia. no descubro nada si digo que Madrid es una ciudad que emana historia por los cuatro costados, que es bonita, cosmopolita, moderna, y que ademas cuenta con una maratón que está fantasticamente bien organizado. Desde luego la Gold Label (Etiqueta de Oro), máxima distinción de la IAAF en lo que a pruebas en ruta se refiere, se la tiene mas que merecida.

4 comentarios:

  1. ¡¡Enhonrabuena!!! Pero si quieres superar Madrid..corre en VALENCIA!!! Entonces seguro que estará en tu TOP1!

    ResponderEliminar
  2. Sun duda el Maratón de Valencia es un objetivo a medio-corto plazo. Tengo muy buenas referencias de él. Quizás para el año 2018...

    ResponderEliminar
  3. Felicidades Juan Pedro¡¡¡, otra en el bolsillo¡¡¡. Correr una maraton siempre tiene algo especial por lo que os leo y si al final te ha dejado ese gran sabor de boca mejor que mejor. Madrid es dura y encima con calor, seguro que en Sevilla y con menos calor habrias bajado de 3h:30, felicidades por todo ello¡¡¡ y ahora a descansar que te lo has ganado¡¡¡.Y mas que la marca lo que queda y transmites son esas sensaciones de estar viviendo algo unico y especial, eso es lo mejor de este deporte, superarse y sentirse especial y formando parte de algo unico.
    Un abrazo¡¡¡.

    ResponderEliminar
  4. Enhorabuena por esa pedazo marca.Era lo q yo queria hacer pero al final me fui a las 4 horas justas.y eso q iba genial.
    Km 10 47 min
    Km 21 1h 48 min
    Km 30 2h 38 min
    Km 42 4h 2min
    He de decir q a partir de la salida de la casa de campo (km 31)fue todo un calvario.pinchazo en las piernas,calambres y dolor en piramidal(lesion),a partir de ahi paraba 100mcada km.pero la termine q es lo importante.No creo q la vuelva a correr aunq tampoco me arrepiento.ahora a preparar mi 3@ maeaton Sevilla 2018.saludos

    ResponderEliminar