jueves, 25 de agosto de 2011

De que hablo cuando hablo de correr


En 1982, tras dejar el local de jazz que regentaba y decidir que, en adelante, se dedicaría exclusivamente a escribir, Haruki Murakami comenzó también a correr. Al año siguiente correría en solitario el trayecto que separaAtenas de Maratón, su bautizo en esta carrera clásica. Ahora, ya con numerosos libros publicados con gran éxito en todo el mundo, y después de participar en muchas carreras de larga distancia en diferentes ciudades y parajes, Murakami reflexiona sobre la influencia que este deporte ha ejercido en su vida y en su obra. Mientras habla de sus duros entrenamientos diarios y su afán de superación, de su pasión por la música o de los lugares a los que viaja, va dibujándose la idea de que, para Murakami, escribir y correr se han convertido en una actitud vital. Reflexivo y divertido, filosófico y lleno de anécdotas, este volumen nos adentra plenamente en el universo de un autor que ha deslumbrado a la crítica más exigente y hechizado a miles de lectores

Excelente libro, de fácil lectura, que proporcionas grandes momentos de diversión. Yo lo he leído ya dos veces y seguro que lo volveré a leer alguna mas.

1 comentario:

  1. El autor cuenta su experiencia como corredor y como afronta diferentes desafíos, analizando las repercusiones de sus experiencias atléticas sobre su trabajo como escritor.
    No es un libro de autoayuda para mejorar resultados (ni mucho menos), no es un libro técnico, no da claves para el rendimiento, resulta ser especialmente interesante. Es simplemente una reflexión de nuestra afición desde la perspectiva de un autor de novela de mucho prestigio. Libro muy, muy recomendable

    ResponderEliminar